Volver Arriba

foto1 foto2 foto3 foto4 foto5
"El arte no es algo que se pueda tomar y dejar. Es necesario para vivir."
"El arte es sobre todo un estado del alma."
"El arte es el placer de un espíritu que penetra en la naturaleza y descubre que también ésta tiene alma."
"En parte, el arte completa lo que la naturaleza no puede elaborar y, en parte, imita a la naturaleza."
"La finalidad del arte es dar cuerpo a la esencia secreta de las cosas, no el copiar su apariencia."

Arte Peruano

djEl legado del Perú nos permite conocer mediante fotos, textos y vídeos la evolución del Arte Peruano, que generación tras generación, el milenario arte se va transmitiendo de mano en mano y a través de los años, va adquiriendo diversos matices y se enriquece con nuevos aportes. Este legado nos orgullece y nos compromete a mantener vivas las tradiciones culturales que distinguen al Perú ante los ojos del mundo.

Telephone: +51 993-731-180

jaimealvarado66@gmail.com

Get Adobe Flash player

La Diablada

Danza originaria de la región del Altiplano (Perú -Bolivia). En el Perú es en el departamento de Puno donde se ha desarrollado. Sobre su origen existen muchas versiones, pero al parecer esta danza se origina en la mente afiebrada de un grupo de mineros que quedaron atrapados en una mina y al salir los diablos a llevar sus armas se encomendaron a la Virgen del Socavón y como por milagro apareció el Arcángel San Gabriel, espada en mano vence a los diablos y los mineros al ser rescatados danzan la diablada y le ponen el nombre de Virgen de la Candelaria por el fuego que vieron en la mina.

Actualmente la Diablada ha sufrido diversas modificaciones, sobre todo coreográficas, pues antes se bailaba en grupo de dos filas, a los acordes de una banda de músicos. Durante el desenvolvimiento de la danza los danzarines se desplazan con bastante agilidad, dando espectaculares saltos, movimientos feroces, lanzando sordos gruñidos y carcajadas infernales.

Su vestuario es muy lujoso y lleva bordados de oro, plata y pedrerías. Destacan los Caporales con vestuarios que superan los 30 kilos, así como los diablos menores y las chinas diablas. Alcanzan su máximo esplendor en la festividad de la Virgen de la Candelaria y esencialmente su contenido es la lucha entre el bien y el mal.

 

Tomado de www.enperu.org