Volver Arriba

foto1 foto2 foto3 foto4 foto5
"El arte no es algo que se pueda tomar y dejar. Es necesario para vivir."
"El arte es sobre todo un estado del alma."
"El arte es el placer de un espíritu que penetra en la naturaleza y descubre que también ésta tiene alma."
"En parte, el arte completa lo que la naturaleza no puede elaborar y, en parte, imita a la naturaleza."
"La finalidad del arte es dar cuerpo a la esencia secreta de las cosas, no el copiar su apariencia."

Arte Peruano

djEl legado del Perú nos permite conocer mediante fotos, textos y vídeos la evolución del Arte Peruano, que generación tras generación, el milenario arte se va transmitiendo de mano en mano y a través de los años, va adquiriendo diversos matices y se enriquece con nuevos aportes. Este legado nos orgullece y nos compromete a mantener vivas las tradiciones culturales que distinguen al Perú ante los ojos del mundo.

Telephone: +51 993-731-180

jaimealvarado66@gmail.com

Get Adobe Flash player

El Kcajelo o Ckara Botas

Lo que la Agrupación presenta es propiamente la danza del Kcarabotas, jinete bravío y solitario, que vive y se identifica con su Morochuco, sobre el cual permanece si es necesario, las veinticuatro horas del día. Dominador de cumbres y abismos, del día y de la noche) del calor y del frío, de pampas, ríos, vientos, lluvia y tempestades; está representado entre nosotros por el mayordomo, el rodante y el abigeo. Los enamorados empedernidos, toman a las pastoras solitarias por la fuerza y las dominan y someten con su hombría y desdén.

Visten atuendo cordillerano, sombrero de ala ancha, chullo con orejeras, gruesa bufanda, doble poncho de vicuña o alpaca, altas rozaderas de cuero con puñal en la pantorrilla, espuelas roncadoras, zurriago con mango de fierro, charango a la cintura y a veces alguna arma de fuego.

Suponemos que por el huayno ejecutado en charango, con el que también se baila en verdadero Kcajelo, tanto la crítica como la opinión pública se han acordado este nombre a la danza de los Kcarabotas, que es vigorosa, de hombros y trasunto fiel de la personalidad de estos jinetes épicos, capaces de rifarse el pellejo por un quítame allá esas pajas. Se baila en todas las cordilleras del Departamento.

Tomado de www.punoperu.org