Volver Arriba

foto1 foto2 foto3 foto4 foto5
"El arte no es algo que se pueda tomar y dejar. Es necesario para vivir."
"El arte es sobre todo un estado del alma."
"El arte es el placer de un espíritu que penetra en la naturaleza y descubre que también ésta tiene alma."
"En parte, el arte completa lo que la naturaleza no puede elaborar y, en parte, imita a la naturaleza."
"La finalidad del arte es dar cuerpo a la esencia secreta de las cosas, no el copiar su apariencia."

Arte Peruano

djEl legado del Perú nos permite conocer mediante fotos, textos y vídeos la evolución del Arte Peruano, que generación tras generación, el milenario arte se va transmitiendo de mano en mano y a través de los años, va adquiriendo diversos matices y se enriquece con nuevos aportes. Este legado nos orgullece y nos compromete a mantener vivas las tradiciones culturales que distinguen al Perú ante los ojos del mundo.

Telephone: +51 993-731-180

jaimealvarado66@gmail.com

Get Adobe Flash player

El K'ajelo

Qajhelo deriva de la voz aymara Qajho, que significa muy joven o adolescente, se dice qajho huayna para decir muy joven.

Se baila esta danza en la zona de Pichacani y Laraqueri, especialmente en los Carnavales.

Allí en los campos cordilleranos se encuentran jóvenes cuya edad va de quince años a más, los jóvenes varones son denominados hualaychu, y las mujeres linlicha, los cuales ya han despertado y se encuentran en plena ‘‘edad del amor”.

El hualaychu es el joven apuesto y enamoradizo, andariego y diestro montado en su caballo, cabalga días y noches, es fuerte y audaz, un diestro en el manejo del lazo, es admirado y es por quien suspiran las jóvenes; la linlicha es la muchacha bonita y graciosa, coqueta, por quien pierden la cabeza muchos jóvenes, es quien inspira en el hualaychu muchos actos de destreza y fortaleza.

El Qajhelo es, por tanto, el baile del amor, del enamoramiento, el baile romántico y alegre que expresa los sentimientos hondos de la juventud que se baila en pareja.

El hualaycho maduro ya es el Qarabotas, el lleva saco y pantalón de grueso cordellate negro, con polainas en ambas piernas hasta los muslos, calzados de suela gruesa como suecos, pero en forma puntiaguda, chullo de color entero, rojo o verde y sombrero de lana de oveja a la pedrada, es decir, con la falda levantada adelante, cubren su cuerpo fornido y musculoso, completan su atuendo un poncho amplio de alpaca. gris, negro o blanco, a veces color vicuña, chal grueso y largo que hace juego con el poncho y un zurriago terciado sobre el hombro y la cadera. 
La linlicha lleva sombrero de copa redonda y falda volteada, rebozo que hace juego con la pollera y que cubre la espalda hasta la cintura y un atado de lujosa lliclla de colores, generalmente tejida en Juli, antes ellas no llevaban ojotas, hoy si, el músico es el mismo qarabotas; sólo en ciertas ocasiones es otra persona. El baile, en sus comienzos, es de movimientos enérgicos y rudos en el hombre, esta danza es ejecutada en parejas, al compás de un conjunto de instrumentos de cuerda, donde sobre sale el charango que traduce sentimientos de amor, dulzura y afecto, finalmente el K’AJELO O QAJHELO, constituye un género musical.

Tomado de www.punomagico.com