Volver Arriba

foto1 foto2 foto3 foto4 foto5
_____El arte es el placer de un espíritu que penetra en la naturaleza y descubre que también ésta tiene alma._____
____________________________El arte es sobre todo un estado del alma.____________________________
______________________________Una pintura es un poema sin palabras.______________________________
_____________________________El arte no es una cosa sino un camino.______________________________
_____En parte, el arte completa lo que la naturaleza no puede elaborar y, en parte, imita a la naturaleza._____

Arte Peruano

djEsta página por tiene por finalidad poner disposición una cantidad de información sobre el Arte Peruano, que puede servir para conocer la gran riqueza de nuestro Perú. Atte. Jaime Alvarado Vicuña

E-mail

info@arteperuano.com.pe

Get Adobe Flash player

Maderas que son retratos, que a la vez son amuletos, denuncias, Purgas, testimonios. Sirven para soñar, pedir, Manipular, jugar. Adobes, ruinas, muros que alguna vez oyeron, figuras que repiten lo irrepetible, evocando lo extraordinario de un pasado histórico, compartido, tanto como cotidiano de la historia familiar, íntima. Esconden, tras la simplicidad de su revelación, lo único verdadero, esencial y trascendente: la relación directa que existe entre lo más profundo de la intimidad de un individuo y la de todos los demás. Para Claudia Salem, es éste el fundamento del impulso creativo, los conceptos, las formas, las palabras sólo son instrumentos que nos trasladan, inevitablemente, a un momento en el que el miedo, la fe y la necesidad de buscar una explicación al mundo eran el principio de todo: arte, religión y supervivencia, lo mismo, indisolubles.

 Las esculturas de Claudia salem contienen un intenso silencio y nos instalan -con la sensatez, pasión y fe del hombre primitivo- en la primicia del recuerdo, fundamento de cualquier intento de vinculación simbólica con la condición humana. Cada retrato es una estaca en el tiempo. El hombre se rebela y se revela a través del arte: sus obras, imagen de sus afectos, conjuran de una vez y para siempre el desafío de su fugacidad.

Claudia Salem