Volver Arriba

foto1 foto2 foto3 foto4 foto5
_____El arte es el placer de un espíritu que penetra en la naturaleza y descubre que también ésta tiene alma._____
____________________________El arte es sobre todo un estado del alma.____________________________
______________________________Una pintura es un poema sin palabras.______________________________
_____________________________El arte no es una cosa sino un camino.______________________________
_____En parte, el arte completa lo que la naturaleza no puede elaborar y, en parte, imita a la naturaleza._____

Arte Peruano

djEsta página por tiene por finalidad poner disposición una cantidad de información sobre el Arte Peruano, que puede servir para conocer la gran riqueza de nuestro Perú. Atte. Jaime Alvarado Vicuña

E-mail

info@arteperuano.com.pe

Get Adobe Flash player

ARTE TEXTIL

Los tejidos en Perú son parte de un legado que data de más de 2000 años de antigüedad. La finura y calidad de los textiles Peruanos ha sido siempre una obra de paciencia, conocimiento, y habilidad de los tejedores, mas no la tecnología que ella (o él) emplea. El sencillo telar de espalda, que no ha cambiado en muchos siglos es usado para tejer los diseños más intrincados.

Los expertos en textiles, manifiestan que los antiguos Peruanos emplearon prácticamente todos los métodos de tejidos, y decoraciones textiles, conocidos ahora, con la sola excepción del estampado con rodillo, y algunas técnicas de reciente invención, y con esos recursos, lograron productos mucho más finos que los hechos contemporáneamente.

Existen tres razones principales por las cuales el arte textil adquirió tal importancia en Perú, y consiguientemente alcanzó tal grado de excelencia:

  • El rudo clima de las montañas requiere vestidos realmente abrigadores. Incluso en la Costa era importante tener ropa abrigadora para protegerse de la fría niebla.
  • El pueblo peruano era el único pueblo pre colombino que tenía acceso a la lana de los camélidos americanos (llama, alpaca, vicuña) Además ellos cosechaban algodón en la Costa.
  • Además en el contexto de la cultura Andina (altamente desarrollada y centralizada), había mucho tiempo libre entre las actividades de la siembra y la cosecha. Ese era el tiempo que podían dedicar a las artes. En el Imperio Inka, de manera especial, las mujeres escogidas podían dedicar sus vidas enteras al arte del tejido.

 

LOS TEJIDOS

Los tejidos Peruanos contemporáneos, son hechos de lana de ovino, de alpaca y llama. La lana es procesada como siempre lo fue con las ruecas (hilandería de mano). Cada poblado tiene sus propios dibujos. Hay cientos de técnicas, diseños estilos y prácticas asociadas con la actividad textil.

Para la confección de diferentes prendas emplean diversas combinaciones cromáticas y pueden variar en tamaño de acuerdo a las regiones. Parece que los tejidos han sido siempre objeto de identificación y estatus. Cada área tiene un diseño propio que puede ser usado en una forma distinta de moda.

El estatus social de una mujer era definido por la calidad de sus tejidos. Una hábil tejedora era vista en su comunidad como persona capaz en muchas otras actividades. Se producen también diferentes calidades de una determinada prenda. Una lliclla, o Chal puede ser hecha para uso diario, o para ocasiones especiales El naciemiento de un niño por ejemplo está marcado tradicionalmente por el tejido de una nueva prenda, tanto como la muerte de algún ser querido que es conmemorada de manera similar.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

CERÁMICA DE QUINUA

Quinua es un pueblo que está ubicado en la provincia de Huamanga, Ayacucho, Perú. Allí se encuentra una producción de cerámica de alta calidad. A la cerámica que proviene de esa región se le llama cerámica de Quinua. Se usa la arcilla conocida como llinco, de color rojizo y crema. Los ceramistas de Quinua se especializan en objetos de uso ritual, pero también elaboran menaje doméstico. Las piezas más representativas de la cerámica de Quinua son las iglesias, que en el imaginario andino protegen las viviendas de los malos espíritus. También son comunes los toros de Quinua, que se colocan en los techos para proteger las casas de los rayos y también cuidar el ganado.

La venta de cerámica es el principal ingreso de las familias de Quinua. La cerámica tiene en Quinua un origen mágico que forma parte de la tradición de esta comunidad de artesanos

Ceramios muy coloridos con motivos costumbristas o vasijas utilitarias que sirven como ollas y maceteros de gran calidad producen los ceramistas de Quinua. Ellos venden su producción en Ayacucho y otros lugares del Perú, y ahora piensan aprovechar el auge de las exportaciones peruanas para llevar su arte al mundo.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

MUÑECAS PERUANAS

Doña  Máximiliana Palomino de Sierra, de 80 años de edad, es heredera de una larga tradición familiar en el Cusco.  La fama de sus muñecas ha traspasado el famoso  barrio de San Blas  desde hace más de cincuenta años. El legado viene por línea paterna;  Máxima y sus hermanas, desarrollaron la habilidad por la imaginería, al influjo de su padre, don Fabián Palomino Mujica,  quien fue un destacado pintor de imágenes religiosas.

Las muñecas de doña Maxi llamaron la atención en las fiestas del “Santurantikuy” que se celebra cada 24 de diciembre en el Cusco, donde se confrontan con imágenes de otras poblaciones de la región.

Junto a su esposo Enrique Sierra Carrasco desarrollaron una técnica especial de imagineria llamadas “Muñecas tradicionales” o “Muñecas documentadas”; verdaderas esculturas hechas a base de  cartón prensado con pasta de yeso y alambres.

Para crear estas muñecas los esposos Sierra han viajado a lo largo y ancho del país, recogiendo información a través de entrevistas y fotografías de las fuentes originales. El producto de estas investigaciones son “Muñecas únicas en su especie”; cada una de ellas tiene rasgos característicos de su región.

El trabajo de los esposos Sierra ha sido reconocido dentro y fuera del país. Algunas de sus muñecas son exhibidas en diversos museos del mundo. Desde 1997, doña Máximiliana ostenta el título de “Gran Maestra de la Artesanía Peruana.

Los esposos Sierra reproducen con una fidelidad asombrosa, personajes de nuestra historia como Miguel Grau, Ricardo Palma, Jorge Basadre, José de San Martín y Simón Bolívar, entre otros.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Chulucanas es una pequeña ciudad ubicado a 1 hora de Piura al norte del Perú que es conocido como un pueblo de artesanos herederos del legado artístico de sus ancestros los Vicus y Tallanes, quienes habitaron la región en la época precolombina. De los Vicus adaptaron la técnica de decoración “en negativo” por la que ahora son tan conocidos en el mundo.

Ésta técnica es la principal característica que distingue a los artesanos de cerámica de Chulucanas y que fue redescubierta por Gerásimo Sosa en 1978 para volverla a utilizar y ponerle el sello de distinción a sus obras. Los artesanos de Chulucanas adoptaron la técnica del Paleteo de los antiguos hombres de Tallan para modelar las vasijas. Método que se realiza utilizando una paleta de madera y una piedra redondeada.

Una vez realizado el modelado, se procede al bruñido con piedras de río. Hasta este punto la cerámica es hecha íntegramente a mano para lo que requiere de la destreza heredada por lo artesanos, que hacen magia con sus manos al dar las formas por las que sus obras serán reconocidas además de tener el sumo cuidado para no producir ninguna rajadura.

Luego las piezas son colocadas en hornos de leña donde se queman a altas temperaturas. Los hornos por supuesto son construidos de forma artesanal por los propios alfareros para los cuales utilizan la leña de algarrobo para calentar a la temperatura deseada. La decoración de los ceramios es todo un proceso artístico en el se usan motivos costumbristas y darle los últimos toques a los productos que luego serán expuestos en los mercados tradicionales.

La Cerámica de Chulucanas es una representación artística y cultural que encierra la historia de un antiguo pueblo en su realización, algo que debemos aprender a valorar no solo por el trabajo que se toma sino por el tiempo que cada una de las piezas es concebida en la mente del artista.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 MAX INGA ADANAQUÉ
Nació en 1952 en La Encantada, Chulucanas (Piura). Desde niño tomaba la arcilla y hacía “palomitas con alas abiertas”, dando rienda suelta a su imaginación. Pero también incursiona en el trabajo del mate y la lezna en sus manos es como un pincel que crea estampas costumbristas en miniatura reflejando la vida de su comunidad.
Sobre el trabajo de burilado de Inga, el estudioso Roberto Villegas dice que “utiliza técnicas tradicionales y propias; el quemado lo realiza con brazas de algarrobo y el diseño es netamente costeño, en el que se destaca su trazo continuo y nítido”. 
Limitado por una enfermedad, estuvo buena parte de su vida en una silla de ruedas, sin caer sin embargo en el desánimo. Por el contrario, no hubo día que Inga no estuviera a las 8 de la mañana en su taller para solo dejarlo al atardecer. Así fue hasta el último momento de su vida.
 
 Autoretrato. Lapa (calabaza o mate) pirograbada o quemada con la leña candente, burilada, fondeada y rellena de tiza y cola. Estilo “fotográfico” en pirograbado. Máximo Inga Adanaqué. 1969-1970. Chulucanas, Piura. Colección Clorinda Flores Chero viuda de Inga.
 
El Ché Guevara y Jesús. Mates pirograbados o quemados con la leña candente, coloreado con ácidos burilados, fondeados y rellenos de tiza y cola. Estilo “fotográfico” en pirograbado. Máximo Inga Adanaqué. 1969-1972. Chulucanas, Piura.
Máximo Inga y su conjunto de música. Lapa pirograbada o quemada con la leña candente, burilada, fondeada y fondo negro. 40 cm. x 40 cm. Máximo Inga Adanaqué. Circa 1970. Chulucanas, Piura. Colección Millie Morton (Canadá). Donado en 2006 al nuevo Museum of American Indian (Washington, EE. UU.)
Corte de pelo de un “churre” (infante) y Máximo Inga en silla de ruedas como padrino. Mate pirograbado o quemado con la leña candente, burilado, fondeado y fondo negro. Máximo Inga Adanaqué. Circa 1970. Chulucanas, Piura.
 
Detalle de lapa: escena de procesión por la inauguración de la torre de agua junto a la capilla de La Encantada, Máximo Inga en silla de ruedas y su abuela Mercedes (vestido largo). Lapa pirograbada o quemada con la leña candente, burilada, fondeada y fondo negro. 30 cm. x 30 cm. Máximo Inga Adanaqué. 1969-1975. Chulucanas, Piura.
Detalle de la lapa anterior: el hogar de Máximo Inga y sus vecinos celebrando. Lapa pirograbada o quemada con la leña candente, burilada, fondeada y fondo negro. 30 cm. x 30 cm. Máximo Inga Adanaqué. 1969-1975. Chulucanas, Piura. Dibujo: Gloria Joyce.
Mate. Pirograbado o quemado con la leña candente, burilado, fondeado y fondo negro. Máximo Inga Adanaqué. 1970-1975. Chulucanas, Piura.