Volver Arriba

foto1 foto2 foto3 foto4 foto5
"El arte no es algo que se pueda tomar y dejar. Es necesario para vivir."
"El arte es sobre todo un estado del alma."
"El arte es el placer de un espíritu que penetra en la naturaleza y descubre que también ésta tiene alma."
"En parte, el arte completa lo que la naturaleza no puede elaborar y, en parte, imita a la naturaleza."
"La finalidad del arte es dar cuerpo a la esencia secreta de las cosas, no el copiar su apariencia."

Arte Peruano

djEl legado del Perú nos permite conocer mediante fotos, textos y vídeos la evolución del Arte Peruano, que generación tras generación, el milenario arte se va transmitiendo de mano en mano y a través de los años, va adquiriendo diversos matices y se enriquece con nuevos aportes. Este legado nos orgullece y nos compromete a mantener vivas las tradiciones culturales que distinguen al Perú ante los ojos del mundo.

Telephone: +51 993-731-180

jaimealvarado66@gmail.com

Get Adobe Flash player

Pintura

Pintura y Escultura  Las artes plásticas peruanas cuentan con representantes de primera calidad, que a pesar de las dificultades presupuestales, no dejan de crear y difundir las nuevas tendencias de la pintura y escultura. Cada vez con más fuerza, muchos peruanos son testigos de varios espacios que sirven para transgredir conceptos y presentar propuestas que alientan la personalidad propia de las artes contemporáneas en el Perú. 

Después del papel preeminente que había tenido el arte indígena de los pueblos andinos, a partir de mediados del siglo XX, otras tendencias estilísticas empezaron a difundirse en la pintura peruana. El grupo de independientes independientes bajo el liderazgo de Ricardo Grau abrió las influencias del muralismo mexicano (Alejandro González, Enrique Camino Brent y otros) y del realismo social (Sabino Springett, Teodoro Núñez Ureta), y volvieron géneros como el bodegón, El desnudo y el paisaje puro. En el campo de la escultura, artistas como Joaquín Roca Rey y Jorge Piqueras lograron superar el convencionalismo de las muertes anteriores, introduciendo innovaciones modernistas. Durante los años 50, el arte abstracto entró en el Perú, sobre todo a través de la actividad de Fernando de Szyszlo.En lo sucesivo, Este estilo se convertía en la tendencia principal, marcada, al inicio, por figuras geométricas, luego del informalismo europeo y el expresionismo abstracto norteamericano. Más tarde, y de nuevo a través de la obra de Fernando de Szyszlo, la referencia al tiempo precolombino se extiende como un rasgo típico del arte peruano. Artistas como Alberto Dávila, Gaston Garreaud o Eduardo Eielson buscan la combinación de lo precolombino con lo moderno, una tercera vía entre el colonialismo cultural y el folclore nacionalista. A mediados de los años 60, artistas como Luis Arias Vera, Jesús Ruiz Durand o Rafael Hastings se abrieron a nuevas formas artísticas del vanguardismo internacional, como el pop-art.y de nuevo a través de la obra de Fernando de Szyszlo, la referencia al tiempo precolombino se extiende como un rasgo típico del arte peruano. Artistas como Alberto Dávila, Gaston Garreaud o Eduardo Eielson buscan la combinación de lo precolombino con lo moderno, una tercera vía entre el colonialismo cultural y el folclore nacionalista. A mediados de los años 60, artistas como Luis Arias Vera, Jesús Ruiz Durand o Rafael Hastings se abrieron a nuevas formas artísticas del vanguardismo internacional, como el pop-art. y de nuevo a través de la obra de Fernando de Szyszlo, la referencia al tiempo precolombino se extiende como un rasgo típico del arte peruano.Artistas como Alberto Dávila, Gaston Garreaud o Eduardo Eielson buscan la combinación de lo precolombino con lo moderno, una tercera vía entre el colonialismo cultural y el folclore nacionalista. A mediados de los años 60, artistas como Luis Arias Vera, Jesús Ruiz Durand o Rafael Hastings se abrieron a nuevas formas artísticas del vanguardismo internacional, como el pop-art.

Durante los años 70, finalmente, comenzó el retorno de la figuración en el arte peruano, que se manifestó en tres tendencias: el realismo (como en el caso de Bill Caro), el expresionismo (Sérvulo Gutiérrez, David Herskovitz y las esculturas de bronce y cuero de Cristina Gálvez) y el surrealismo (Gerardo Chávez, Alberto Quintanilla y otros). Entre los escultores peruanos, destacan sobre todo Miguel Baca Rossi y Víctor Delfín. José Tola y Antonio Máro son unos de los artistas más conocidos de los últimos años.